Vibroacústicos: sintiendo la vibración del sonido en tu cuerpo

Artículo de Bibiana Escribano (Delegada de la Zona Centro de BJ Adaptaciones).

La vibración es uno de los primeros estímulos que llega a nosotros, ya desde el vientre materno lo sentimos y respondemos a ello, pero ¿qué es una vibración?

Gabriel disfrutando de los vibroacústicos y notando su cuerpo.
Gabriel disfrutando de los vibroacústicos y notando su cuerpo.

Es la repetición de un pequeño movimiento armónico alrededor de su punto de equilibrio, lo sentimos mediante la piel y las articulaciones, y nos transmite mucho, tanto que “esto es lo que las mamás/papás saben y no saben que lo saben”. Cuando toman al bebé entre sus brazos y comienzan a hacer pequeñas oscilaciones con sus brazos, repetitivas, pero con poco movimiento… sus bebés se calman.

Estas vibraciones cortitas y armónicas suponen un estímulo relajante, disminuye nuestro tono muscular, sentimos nuestro cuerpo en su postura, y tiene efectos en la regulación de nuestro estado de alerta y nuestro estado emocional.

Los dispositivos vibroacústicos son una potente herramienta para inducir a este estado de calma y para muchas cosas más: la vibración es generada por un sonido, ya sea música, voces o respiración.

Al introducir música armónica y relajante podemos favorecer aún más la situación de descanso.

Pero ¿y si introducimos música más potente, con ritmo marcados y con más cambios? Podremos inducir una situación más agitada y activa.

¿Y si introducimos la voz o la respiración? Podrá sentir por otras vías sensoriales (propioceptiva, táctil, vestibular…) un estímulo auditivo, su propia voz.

Así intervenciones más dirigidas a la respiración, el soplo, la vocalización, el tono, etc. pueden convertirse en un estímulo para sentir otros muy placenteros.

¿Y si introducimos contenidos con ritmo? Todo su cuerpo sentirá como el tiempo sigue un esquema y una estructura, algo que a muchos les cuesta entender sólo por la vía auditiva.

¿Y si introducimos la magia de convertir un sonido en muchas cosas más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *